Sonríe y olvida la báscula, ese era nuestro mensaje. La semana pasada tuve, de nuevo, el placer de hablar sobre vida sana en La Cocina de Keyla, esta vez dando recursos para planificar menús semanales y poder modificarlos al vuelo.

bicicleta assault

Me encanta que me inviten para hablar de lo que más me apasiona, y más si voy a un lugar donde siempre me encuentro tan agusto y cómodo como en La Cocina de Keyla.

Sonríe y olvida la báscula

El título del taller era Sonríe y olvida la báscula y es que teníamos varios objetivos:

  1. Primero, aprender a elaborar nuestros propios menús con la suficiente variedad.
  2. Segundo, que desligáramos lo que es alimentación saludable de lo que es control y manejo del peso corporal.
  3. Tercero, que supiéramos encajar aquellos alimentos insanos que por gastronomía nos son muy placenteros y a los que no queremos renunciar.
  4. Por último, que viéramos que las opciones sanas también puedes ser muy sabrosas.

Podéis visitar toda la galería de imágenes de Sonríe y Olvida la báscula en la web de La Cocina de Keyla (clic aquí).

Menús con variedad

Cómo plantear de antemano menús que contengan alimentos de todos los grupos de macronutrientes siendo éstos además los de nuestra preferencia.

Menús de alimentación sana, no de pérdida de peso

Importante que identifiquemos que comer saludable y la elección de alimentos no tiene por qué estar vinculado al control del peso.

A muchas personas con sobrepeso estos métodos de selección de alimentos le ayudarán a mejorar su composición corporal, y a otras muchas no les será determinante.

Sin renunciar a la gastronomía

Ciertos alimentos o bebidas las tomamos por gastronomía y placer, independientemente de lo sano que sea.

Ejemplo: una copa de vino NO es para nada saludable, pero la mezcla de un buen momento con las personas adecuadas, puede hacer que sea muy apetecible tomar esa copa de bebida alcohólica.

He dicho una copa de vino pero lo mismo podríamos decir de golosinas, comida rápida o similares…

Sano no es sinónimo de insípido

El camino más rápido para dejar de cuidar la alimentación es que ésta sepa a cartón.

En ese sentido Keyla nos dió una clase magistral sobre fogones y pudimos degustar in situ alimentos que apriori uno puede pensar que carecen de sabor… pero vaya si estaban ricos.

Técnicas sencillas con variedad de ingredientes y que aparten de nutrirnos nos hacían la boca agua.

Lo que cambia una verdura o unas legumbres con las especias adecuadas o con un chorrito de limón…

Siempre un placer volver a La Cocina de Keyla para hablar de lo que más me gusta, y ésta vez no fue para menos, con un lleno de asistentes muy participativos (gracias a todos de nuevo).

¿Te lo perdiste pero querrías ver la presentación?

Si tienes dudas de lo variado que es tu menú semanal.

Si crees que es hora de darle una vuelta de tuerca y salir del arroz con pollo y la tortilla francesa…

Si quieres tener una herramienta sencilla a tu mano para poder planificar tus propios menús y adaptarlos según tus deseos…

Aquí te dejo las diapositivas de la presentación, suscríbete al boletín y recibirás un correo con la presentación de la charla-taller de «Sonríe y olvida la báscula».

 

Sonríe y olvida la báscula, diapositivas

[et_bloom_inline optin_id="optin_15"]