Ya tienes tus objetivos de año nuevo, leer más, aprender inglés, pasar más tiempo en la naturaleza… perder unos kilos.

Conoces tus objetivos, pero aún no sabes como lograrlo, por eso hoy quiero hablarte sobre 2 estrategias de marketing que te ayudarán en tu camino:

La estrategia de la escopeta y la estrategia del rifle:

objetivos de año nuevo

La lista de objetivos es larga, el tiempo que tenemos es escaso, los recursos pequeños… y las ganas menores.

Parece que no hemos comenzado con ellos y ya se ponen cuesta arriba, a ti también te ha pasado ¿verdad?

Como te he dicho antes, quiero hablaros de 2 estrategias de marketing que nos ayudarán a enfocar nuestras actuales metas.

Estrategia:

La estrategia de la escopeta

En marketing, la estrategia de la escopeta consiste en disparar a grandes públicos, de modo que se invierte poco en cada acierto pero el esfuerzo es grande.

Ejemplo: Imagínate disparando con una escopeta a una diana a una distancia considerable, ¿cuántos perdigones han dado en el objetivo y cuántos hemos desperdiciado?

Sin embargo no te ha costado mucho apuntar.

La estrategia del rifle

La estrategia del rifle, en marketing, consiste en apuntar a audiencias más específicas, de modo que cada acierto tiene mayor coste pero la recompensa puede ser mayor.

Si estuvieras en el ejemplo anterior con un rifle, tendrías que apuntar mucho más si quieres hacer blanco en tu objetivo, pero no hubieses malgastado esfuerzos.

Objetivos

¿y qué tiene que ver todo esto del marketing con lo que yo quiera para este año?

En mi opinión, una de las razones por las que año tras año seguimos persiguiendo los mismos objetivos es, entre otras cosas, porque apuntamos a demasiados de ellos.

Y como dice el refranero popular:

«el que mucho abarca, poco aprieta»

Mi consejo aquí es sencillo, escoge la estrategia del rifle para encarar este nuevo año.

¿Cómo usar la estrategia del rifle para tus objetivos?

Veamos, para empezar, si no tienes lista, elabora una, no nos vale pensarla, tienes que escribirla y enumérala en función de la prioridad que le das a cada objetivo.

Céntrate en el primero de ellos, hasta que no lo hayas conseguido no puedes/debes pasar al siguiente.

Todos tus esfuerzos deben ir encaminados a lograr ese objetivo número 1 en tu lista.

No desperdicies energías en picotear del resto de la lista de manera interminable, sabes que eso acabará en el punto de inicio.

A por el número 1, plan de acción

Coge papel y boli, y ahora que sabes lo que quieres conseguir, empieza a detallar cómo lo vas a hacer.

Cualquier idea previa que tengas sobre cómo puedes alcanzar tu meta déjala por escrito, haz una lluvia de ideas individual con todo lo que te venga a la mente.

Ahora haz un calendario, y empieza a rellenar fechas con hitos intermedios en la consecución de tu objetivo.

Identifica las épocas en las que puedes tener dificultades para que puedas solucionarlas de antemano.

Enhorabuena, ya tienes tu plan de acción básico.

¡Ojo! no tiene que ser perfecto, sobre la marcha podrás corregir cosas pero de este modo ya tienes una hoja de ruta a seguir para no sentirte perdido.

¿Cuáles son tus objetivos para este 2018?

Me encantaría que me contaras qué quieres conseguir este año:

Para que no se diga, comienzo yo con mi primer objetivo de 2018:

Terminar la formación profesional de dietética que espero acabar en mayo-junio de este año.

Con lo que podré ayudaros desde una perspectiva más global en mi labor como Entrenador Personal.

¿Y tu?

Edito en enero de 2019: Conseguí mi objetivo y desde 2018 ¡soy dietista!