Ayuda a perder peso a esas personas especiales que tienes alrededor y lo están intentando; ¿eres de los que se aventura a dar cada día un consejo diferente? ¿o quizás eres, sin pretenderlo, de los que ponen la zancada a la primera ocasión? Hoy quiero explicaros cómo podéis ayudar a vuestros seres queridos y sobre todo, qué es lo que debéis evitar.
Ayuda a perder peso

Ayuda a perder peso

Con datos del 2013 (los datos del año pasado aún no se publicaron) 4 de cada 10 personas padecían sobrepeso u obesidad en España.

Cuando tenemos alguien cercano que intenta afianzar hábitos de vida saludable la situación es muy delicada, cualquier cosa que digamos puede ser un refuerzo o pude resultar en un paso atrás o incluso en un abandono de ese proceso.

Esto no quiere decir que sea tu responsabilidad el éxito de esta persona pero seamos francos, si verdaderamente aprecias a tu amigo, pareja, familiar… querrás su éxito.

Pensar que perder peso es tan sencillo como «comer menos y moverse» más es como pensar que curar el alcoholismo es tan sencillo como «dejar de beber», o quitar la depresión de manera tan sencilla como «alegrándose»… sí, SENCILLÍSIMO.

[et_bloom_inline optin_id="optin_6"]

Ayuda a perder peso, lo que NO debes hacer

Las personas que necesitan perder peso normalmente LO SABEN, y si no lo han intentando seguramente es porque no saben cómo hacerlo, pero con frecuencia en nuestros ánimos nos pasamos de frenada, aquí hay algunas situaciones y frases que debes evitar:

Tío/cari/hijo a ver si adelgazas porque te estás poniendo muy gordo.

Bravo, por si acaso esa persona no tenía espejo ya te encargas tu de recordárselo y de paso le creas un pensamiento negativo que le perpetuará en su estado y le impedirá esforzarse para cambiar.

¡Madre mía¡ ¿todo eso te vas a comer tu solo?

Aquí más de lo mismo, estás juzgando a esa persona sin ponerte en su lugar y seguramente asesinándolo con la mirada; ésta persona se comerá todo el plato con el aderezo especial de LA CULPA, que siempre deja un buen regusto…

¡Venga no seas rancio! si POR UNA NO PASA NADA… (y le obligas a beberse una copa/comerse un tigretón/meterse en el mcdonals…)

Claro, porque ¿cómo va tu amigo/pareja a divertirse comiendo verdurita? ¿Qué daño puede hacer quebrantar las reglas?

Aclaración: por supuesto que uno se puede dar el capricho que quiera cuando quiera, se llama gastronomía.

¿Cómo debo actuar si quiero ayudar?

 

No ataques con tus comentarios

Cuando una persona se siente segura y en buen ambiente es mucho más receptiva a las propuestas y la conversación fluye guiándose por sí misma, sin embargo cuando esa persona se siente atacada evitará exponerse y lo único que hará será cortar la comunicación y evitar encarar sus problemas.

Ayúdale a reponerse de las caídas

Tendemos a ser muy extremos, y cuando «pecamos» con alguna minucia la idea de tener un día completo de desahogo y desenfreno no parece tan alocada. Cuando veas que una persona comete un desliz, no le des importancia y trata de reconducir la situación al plan preestablecido, sin ningún tipo de compensación.

Celebra los pequeños logros

No nos engañemos, si queremos perder peso con salud y sin efectos rebote el proceso va a ser LARGO. Toda maratón comienza con un paso y todo cambio radical comienza con el primer kilo, y cada uno de ellos son importantes.

El éxito final será la suma de esos pequeños logros.

Si vives con esta persona, acompáñala en su camino

Si tu pareja/hijo/madre quiere perder peso trata de acompañarla siempre que te sea posible; si tiene que hacer algo que no le encanta será más probable que lo haga con alguien a quien quiere o aprecia.

No le  pongas la miel en los labios

Con mucha frecuencia la mejor ayuda es no ponerle la zancada a la persona que tienes delante, no te regodees, no abras las golosinas en su cara.

Empatiza

Ponte en su lugar, ¿cómo se sentirá? si tienes dudas te propongo algo mágico… ¡pregúntale!

Evita los planes peligrosos y propón actividades compatibles

Si esta semana os han invitado a 3 barbacoas quizás no hace falta ir a las 3, o si tenéis que ir podéis planificar alguna actividad deportiva de manera previa, o directamente sustituirla.

Acude a profesionales

En el post de hoy estás viendo una serie de situaciones generales pero no todo se puede encuadrar dentro de los supuestos que hemos comentado, si crees que una persona cercana tiene problemas con sus conducta alimentaria y necesita ayuda lo mejor que podéis hacer es acudir a un buen psicólogo lo primero, que defina si existe el problema y ayude en la solución.

 

Resumiendo:

  1. El entorno de las personas que quieren perder peso es fundamental.
  2. Con buenas intenciones, normalmente no ayudamos sino que empeoramos la situación.
  3. Escucha, habla y empatiza con las personas que te necesitan.
  4. Si crees que hay problema de calado, el psicólogo podrá ayudaros.

Como siempre:

O TE MUEVES O CADUCAS