No entrenes con el bosu, se ha convertido en una herramienta super popular, pero para la mayoría de mortales, los posibles beneficios de su uso los podemos conseguir de otros modos, ahorrándonos las posibles lesiones de su uso.

Hoy quiero explicarte por qué opino que no debes usar el bosu para entrenar, para qué sí usarlo, y de qué modo puedo sustituirlo.

no entrenes con el bosu

¿Qué es el bosu?

El bosu o la bola bosu es accesorio de entrenamiento que es similar a una pelota suiza (fitball) pero con un lado plano. Tenemos dos lados de uso, un lado plano y un lado semiesférico inflable, resultando en un elemento inestable.

Por lo cual podemos definirlo como un accesorio de entrenamiento inestable.

Hace unos años cuando los centros deportivos empezaron a pisarle terreno a los gimnasios de fisicoculturismo de toda la vida empezaron a popularizarse, tanto que de hecho se han creado clases que giraban en torno a este accesorio.

Su versatilidad radica en servir de punto de apoyo más o menos inestable en función de si tenemos la cara convexa o plana apoyada en el suelo.

De ahí podemos estar con un pie encima y otro en el suelo, con los dos encima, con un pie en el bosu y otro en equilibrio, tumbados…

¿Qué no es un bosu?

El bosu no es un método de entrenamiento, con lo cual el bosu no define lo que harás en el entrenamiento.

Dicho de otro modo, primero debemos saber qué queremos hacer en el entrenamiento, y luego pensar si el bosu puede ser un accesorio interesante para ello, o no.

No hay un solo modo correcto de usar el bosu, hay un modo correcto de entrenar el cuerpo, y si ahí encaja el bosu es otra cuestión.

¿Por qué se usa tanto?

Principalmente ha sido usado como medio para la readaptación de lesiones en el mundo de la fisioterapia, sobretodo de lesiones del miembro inferior, ya que el uso de superficies inestables puede acelerar el proceso de recuperación mediante una mejora de la propiocepción.

De ahí dio el salto a las salas de fitness ya que pensábamos que si aceleraba la recuperación también serviría para mejorar cualquier ejercicio que se hiciera con él, con lo que se convirtió en el juguete favorito de muchos entrenadores.

La verdad es que, al margen de su eficacia, sí que hace una cosa muy bien, que es divertirnos y retarnos, ¿para qué negarlo? cuando dominamos un ejercicio normal y pasamos a hacerlo con el bosu nos engancha esa sensación de «no me sale pero me saldrá».

No entrenes con el bosu

El bosu puede tener usos más o menos utilidad, pero vamos a ver por qué en la mayoría de casos no solo no nos hace falta sino que además puede ser un inconveniente.

Si quieres rendimiento deportivo…

Si quieres ponerte fuerte lo primero que debes hacer es entrenar REGULARMENTE y no lesionarte, además debes pensar en añadir sobrecarga progresiva a tu cuerpo para que este se adapte mediante apropiados descansos.

¿Y si queremos usar el bosu para hacer ejercicios de fuerza?

Comprobarás que no puedes usar ni una fracción del peso que usas en una superficie estable; peor aún, es posible que termine en lesión; a pesar de que ciertos preparadores físicos de 1a división de fútbol nacional lo sigan haciendo o lo hayan hecho recientemente (recuerda esto, dejaremos de ver los bosus en el fútbol profesional en muy poquito).

Consejo: no podemos pretender hacer sentadillas correctas en un bosu si no hacemos sentadillas perfectas en el suelo. Trabaja primero en el suelo.

¿Y si pretendemos mejorar el equilibrio?

Aquí vamos a levantar ampollas y a crear algo de controversia…

¿Entrenar el equilibrio en el bosu mejora el equilibrio? SÍ.

¿Dónde lo mejora? En el bosu.

Eso significa que el mejor equilibrio que logremos con el bosu no se traslada a otras superficies, porque el equilibrio es específico de la superfie; no hará que mejores tu equilibrio al caminar, al montar en bici, por ejemplo. ¿Alguna vez has caminado por una superficie similar a un bosu? porque yo jamás encontré ninguna.

 Consejo: si practicas algún deporte donde necesites mejorar un equilibrio específico, véase equitación, patinaje, gimnasia artística… lo más efectivo es realizar el entrenamiento en tu medio habitual de competición.

¿Qué tal usar el bosu para trabajar el core?

Este SÍ que puede ser un uso interesante para el bosu ya que se ha demostrado que una superficie inestable puede aumentar hasta un 24% la activación de la musculatura del core (como el recto abdominal durante un curl up tumbado boca arriba sobre el lado convexo del bosu). De hecho el bosu se usa mucho también en estudios de pilates y yoga como accesorio para los ejercicios.

Aunque esto no significa que ese nivel de activación no pueda lograrse a través de otros medios como puede ser el entrenamiento con pesas bien dosificado y ajustado a las necesidades individuales.

¿Qué tal para los tobillos?

Las superficies inestables  se han mostrado favorables para mejorar la activación de la musculatura estabilizadora del tobillo, por lo que en principio sí puede ser interesante su uso en este caso.

A menudo veo a usuarios usando el bosu con estos fines con calzado tipo running… ¡OJO CUIDADO! este tipo de calzado suele tener mucha cuña y suela por lo aumenta aún más la inestabilidad del ejercicio.

Consejo: usa el bosu descalzo o incluso trabaja descalzo en el suelo, me atrevo a decir que te hará progresar más rápido y con menor probabilidad de lesión.

No perdamos el tiempo

Ya hemos visto cuáles son los resultados de usar bosus o similares en función del objetivo, ¿cómo podemos optimizar el entrenamiento con esto?

Yo te propongo que uses el bosu en el calentamiento, tras haber hecho un calentamiento general fuera puedes introducir ejercicios de core usando el bosu o algún ejercicio de propiocepción descalzo sobre el bosu, con algunas premisas:

  • Si vas a hacer ejercicios de core, asegúrate que esos mismos ejercicios te salen perfectos fuera del bosu.
  • Si vas a trabajar propiocepción sobre el bosu, asegúrate que controlas el mismo ejercicio descalzo en el suelo.
  • No busques «florituras», el ejercicio extravagante seguramente no tendrá beneficios pero sí que tendrá posibles perjuicios.
  • No le dediques demasiado tiempo porque como ya hemos visto, no es un tiempo muy rentable.

Resumiendo

  1. El bosu es un accesorio de entrenamiento.
  2. No hay un solo modo de usar el bosu.
  3. Si quieres estimular el bíceps, usa el banco predicador, no uses el bosu.
  4. Si pretendemos mejorar el equilibrio usa el medio específico de tu deporte.
  5. Puede ser interesante para trabajar la estabilidad del torso y musculatura del core.
  6. Se han comprobado efectos beneficiosos para personas con tobillos delicados.
  7. Podemos conseguir los beneficios del entrenamiento inestable sin usar bosus o similares.
  8. Si aún así te gusta inclúyelo en los calentamientos y no le dediques mucho tiempo.

Recuerda…

#OTEMUEVESOCADUCAS

REFERENCIAS

Cressey, E., West, C., Tiberio, D., Kraemer, W., & Maresh, C. (2007). The Effects of Ten Weeks of Lower-Body Unstable Surface Training on Markers of Athletic Performance. The Journal Of Strength And Conditioning Research21(2), 561. http://dx.doi.org/10.1519/r-19845.1

Saeterbakken, A., Andersen, V., Jansson, J., Kvellestad, A., & Fimland, M. (2014). Effects of BOSU Ball(s) During Sit-Ups With Body Weight and Added Resistance on Core Muscle Activation. Journal Of Strength And Conditioning Research28(12), 3515-3522. http://dx.doi.org/10.1519/jsc.0000000000000565

Sierra-Guzmán, R., Jiménez, J., Ramírez, C., Esteban, P., & Abián-Vicén, J. (2017). Effects of Synchronous Whole Body Vibration Training on a Soft, Unstable Surface in Athletes with Chronic Ankle Instability. International Journal Of Sports Medicine38(06), 447-455. http://dx.doi.org/10.1055/s-0043-102571

Tsigilis, N., Zachopoulou, E., & Mavridis, T. (2001). Evaluation of the Specificity of Selected Dynamic Balance Tests. Perceptual And Motor Skills92(3), 827-833. http://dx.doi.org/10.2466/pms.2001.92.3.827

Verhagen, E., van der Beek, A., Twisk, J., Bouter, L., Bahr, R., & van Mechelen, W. (2004). The Effect of a Proprioceptive Balance Board Training Program for the Prevention of Ankle Sprains. The American Journal Of Sports Medicine32(6), 1385-1393. http://dx.doi.org/10.1177/0363546503262177

Zemková, E. (2017). Instability resistance training for health and performance. Journal Of Traditional And Complementary Medicine7(2), 245-250. http://dx.doi.org/10.1016/j.jtcme.2016.05.007